Migratees

Migratees > Visados

Visados para vivir y trabajar en España

En este post puedes leer acerca de todos los tipos de visado para vivir y trabajar España. Se dividen en tres tipos: visados de tránsito, de corta estancia y de larga estancia. Estos últimos son los únicos que permiten trabajar legalmente pero no en el 100% de los casos.

Para encontrar el visado ideal intervienen varios factores como la situación familiar, el país de origen, la formación académica, la experiencia laboral y la capacidad económica.

Tipos de visado

Para entrar al país de forma legal encontramos varias opciones:

1. Turista (visado de estancia o Schengen)

Llegar como turista es la forma más popular de entrar a España, es un visado considerado de corta estancia, hasta 90 días. Pero… ¡Muy importante!, porque si tu objetivo es trabajar en España legalmente este «tipo de visado» no te concede un permiso de trabajo.

La visa Schengen, como puedes consultar en los Servicios Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores de España solo es requerida para ciertos países como Bolivia, Cuba, Ecuador o República Dominicana. En estos casos, debes acudir a la embajada española de tu país para poder tramitar el visado antes de viajar a España.

En 2023, están exentos de la solicitud de este visado los nacionales de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, Paraguay, El Salvador y Uruguay.

» Visado de turista: requisitos y pasos para solicitarlo

Visas de tránsito

Si eres de un país que requiere visado de estancia. No incluído en la visa Schengen (Bolivia, Cuba, Ecuador o Rep. Dominicana) estás obligado a obtener un visado de tránsito si vas a hacer escala en España en un viaje.

Estas visas pueden ser de tránsito aeroportuario: te permite quedarte en el aeropuerto para hacer escala con otro vuelo; de tránsito marino: para hacer escala en un puerto marítimo; o bien de tránsito territorial: para cruzar España por tierra (máximo 5 días).

2. Visado de estudios

El visado de estudios o estudiante es la forma más sencilla de poder estudiar y trabajar en España al mismo tiempo. Este visado es de larga duración (+ 90 días) y engloba desde estudios universitarios, doctorados, formación profesional o programas au pair entre otros.

El mayor hándicap es que tienes que realizar un desembolso económico previo para pagar el programa académico y en algunos casos homologar estudios mediante las pruebas PCE. Puedes leer todos los requisitos en la página del gobierno sobre el visado nacional.

Por suerte, la educación en España no es tan costosa como en otros países europeos y no tienes la dificultad del idioma. Además, una vez que consigues la Tarjeta de Estudiante hay estudios superiores que te permiten trabajar hasta 30 horas semanales para mantenerte.

Otra ventaja del visado de estudiante, es que en muchos casos es el paso previo para obtener la nacionalidad española y convertirte en ciudadano europeo. Con el nuevo Reglamento de Extranjería, existen trabajos con los que puedes llegar a cambiar tu status y solicitar la Autorización de Residencia y Trabajo por Cuenta Ajena.

campus universitario santander españa
Campus universitario de la ciudad de Santander

3. Visado de trabajo

El visado de trabajo es sin duda el más deseado para llegar a España, pero resulta demasiado complejo en muchas situaciones. Para este visado, lo primero de todo hay que solicitar una Autorización inicial de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena. Entre los requisitos es obligatorio no encontrarse en situación irregular en España y que la oferta laboral sea superior a 90 días y de máximo 5 años.

Por otro lado, es el empleador o empresario quién solicita tus servicios. Esto dificulta mucho la contratación si buscas empleo desde tu país de origen. Además, se debe cumplir alguna cláusula específica. Sin duda la ideal es que el empleo buscado esté en el Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura como ocurre con los deportistas profesionales.

También existen otras cláusulas como un certificado negativo emitido por el Servicio Público de Empleo (SEPE) para una ocupación en concreto. Aunque esto a día de hoy es difícil que suceda por la tasa de paro de España, que oscila en el 13%. No obstante, para personas de Chile y Perú no se tiene en cuenta el informe del SEPE y es más sencillo conseguir un permiso de trabajo.

Profesional Altamente Cualificado (PAC)

Si eres un Profesional Altamente Cualificado y tienes una oferta laboral en vigor podrás solicitar una Autorización de Residencia a través de la Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos (UGE-CE).

4. Visa de inversor (Golden Visa)

El visado de inversor o Golden Visa está destinado a personas extranjeras con un alto poder adquisitivo. Este visado otorga el permiso de residencia española tanto al inversor como a sus familiares -cónyuge e hijos- a cambio de una inversión de capital inicial relevante.

Tal como se puede leer en el apartado Golden Visa de la Secretaria de Estado de Comercio, el solicitante puede obtener este visado si adquiere un inmueble por valor superior a 500.000 euros o la compra de activos financieros como deuda pública, fondos de inversión, acciones de sociedades de capital españolas, depositos bancarios…

En el caso de la adquisición de un inmueble (> 500.000€) este no debe estar sujeto a un préstamo o a una hipoteca, así lo indica la Unidad de Grandes Empresas (UGE). Por último, otra alternativa para poder solicitar la Golden Visa es mediante un proyecto empresarial con su correspondiente plan de negocio y que tenga un impacto positivo para la economía española.

emigrar a españa visados

5. Visado de emprendedor

En los últimos años, España ha empezado a desarrollar nuevas medidas para tratar de captar talento de otros países, ya que somos un país que necesita mano de obra extranjera en ciertos sectores. Este es el caso del Visado de Emprendedor, también conocido como un visado de trabajo por cuenta propia y presente gracias a la nueva Ley de Startup.

Está dirigido a extracomunitarios no pertenecientes a la Unión Europea que quieren desarrollar un proyecto empresarial de carácter innovador en España. Otra de las grandes virtudes de este visado es que la tarjeta de residencia tiene una duración de tres años.

Por otro lado, un hándicap de este visado es que hay reglas no escritas que pueden rechazar tu solicitud. En otras palabras, es recomendable que el proyecto tenga un impacto positivo en la sociedad, es decir, que sea innovador, que contribuya a la creación de empleo y que venga acompañado de una inversión inicial.

6. Teletrabajo de carácter internacional

Otra ventaja de la nueva Ley de Startup y que favorece a los nómadas digitales y sobretodo a las nuevas profesiones más tecnológicas, es el visado de residencia de teletrabajo de carácter internacional. El objetivo es claro, atraer talento del extranjero.

Este tipo de visado es muy atractivo para ciertos perfiles profesionales. España es un destino ideal para vivir por su clima, cultura y la calidad de vida. Aunque en principio es una visa de solo un año duración, se pueden conceder extensiones que favorezcan a la obtención de la ciudadanía española.

Puedes encontrar más información al respecto en la página del Ministerio de España en el apartado Nómadas Digitales.

7. Residencia para investigadores

La conocida como Autorización residencia para investigación permite al personal investigador llevar a cabo trabajos de investigación en entidades empresariales o centros de I+D+i establecidos en España.

De manera que podrán residir y trabajar legalmente en el país por el periodo de tiempo que dure el proyecto. Aquí los requisitos son similares a otros visados: demostración de fondos para mantenerte en el país o la contratación de un seguro médico entre otros.

8. Residencia no lucrativa

El visado de Residencia no lucrativa es interesante para ciertas personas que quieren quedarse más de 90 días pero sin realizar ninguna actividad económica en el país, osease, sin permiso de trabajo.

Para optar a este visado, además de contratar un seguro médico debes demostrar que tienes fondos suficientes (en 2023 la tasa IPREM del 400% tiene un valor de 2.400€/mes). Por tanto, si el visado es para un año debes demostrar que tienes 28.800€ ahorrados.

No obstante, debes tener en cuenta que si pasas más de 6 meses en un país extranjero, tu país de residencia fiscal por norma general cambia, y por ende, deberás declarar tus ingresos en dicho país.

9. Reagrupación familiar

Una opción muy extendida por los extranjeros que deciden iniciar una vida en España es optar por el visado de reagrupación familiar en régimen general. Es decir, si ya te encuentras en el país desde hace un año de manera legal. Puedes reagrupar a familiares directos

Esto incluye tanto a cónyuge, como hijos menores de 18 años y padres mayores de 65 años.

Reagrupación por ciudadanía española o de la UE

En los casos en que el reagrupante posea la ciudadanía de cualquier país de la Unión Europea, el proceso de reagrupación es mucho más sencillo. Aquí tu cónyuge podría obtener un permiso de trabajo y residencia de hasta 5 años, la tarjeta comunitaria.

Este método es el muy común ya que en multitud de ocasiones va ligado a la vía de casamiento o pareja de hecho entre un ciudadano español y un extracomunitario.

Comparte este post

Suscribirse

VIVIR EN ESPAÑA

Recibe todas las novedades acerca de los procesos migratorios para vivir en España.